Se estima que en la reconstrucción en nuestra región, se deberán invertir 100 mil millones de pesos, lo que demanda el presupuesto de los próximos tres años
Será un gran esfuerzo, junto a las autoridades regionales y centrales. Lo importante que hay voluntades importantes comprometidas, cómo es la coincidencia en la urgencia que el hospital de Coquimbo, se le destinen los fondos para la construcción de su segunda y tercera torre.
Y es necesario que se mantengan los plazos para la construcción del hospital de Ovalle. Y que se den pasos significativos para los centros hospitalarios que requiere la provincia del Choapa. 
Y si el acento de la presidenta Michelle Bachelet, está subrayado en la cultura y el deporte, además de la educación y la salud, es relevante entonces, la construcción del estadio de Ovalle, que marcha con vientos favorables.
Las agencias de compras de Enami, tienen que generar los mecanismos, para que aún con la baja del precio del cobre, los pirquineros y pequeños mineros no dejen de operar, porque es evidente que detrás de ellos se mueven cientos de familias.
En la agricultura, debemos recuperar los suelos productivos, con proyectos innovadores, y aprovechando la oportunidad que nos da la crisis, de reconvertir nuestra agricultura, a productos que demanden menos consumo de agua.
Para la pesca artesanal que ha sido duramente castigada, se ha enviado un proyecto al Congreso para que puedan pescar en otra embarcación, que no sea la propia, dada la destrucción de cientos de ellas. En la misma área, permitir que se puedan ceder cuotas de pesca desde otras regiones. Hay 365 embarcaciones dañadas y 1000 pescadores afectados, así es que requiere toda la ayuda hacia ese sector.
Es importante abrir las puertas y las manos, porque si bien el terremoto y el tsunami devastaron el borde costero y el interior, la entereza propia de la región de Coquimbo, sigue cada día dando emocionantes ejemplos. Baquedano dio una muestra: a 15 días de la tragedia, ya está en pie.
¡Así me gustas Coquimbo!

 

 

 

X