• La ministra Secretaria General de Gobierno, Cecilia Pérez Jara, asegura que uno de los principales mensajes para las autoridades de Gobierno es alinearse en torno al presidente Piñera y evitar "caudillismos" o proyectos políticos personales.
Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
La ministra de la Secretaria General de Gobierno llamó a los partidos de Chile Vamos a ventilar las diferencias internas en privado y no hacerlo por los medios, respondiendo al malestar que existiría en RN por la instalación del gobierno a nivel regional y las críticas que existiría de un sector de este partido hacia la conducción de la intendenta Lucía Pinto, aunque la vocero destacó su labor y alta evaluación.

Asegura que la actitud del gobierno respecto de los conflictos en los que ha tenido que intervenir, es la de buscar la solución y no quedarse sólo en el diagnóstico del problema.

La ministra Secretaria General de Gobierno, Cecilia Pérez Jara, participó en la reunión de coordinación del gabinete regional, con la Intendenta Lucía Pinto y los seremis, cita en la que se entregó una evaluación del trabajo comunicacional del gobierno y se repasaron prioridades programáticas.

Debido a las críticas de la oposición, se habla que el presidente Sebastián Piñera ha debido cambiar su agenda, tomando mayor protagonismo y complementando el rol de los ministros, saliendo a hacer vocerías para contener conflictos.

Frente a ello, Pérez asegura que “las críticas se han transformado en un deporte nacional.  Un sector de la oposición, que hoy está en el Parlamento, no espera tener información de los proyectos, entender el mensaje, sino que criticar por criticar y eso no le hace bien a Chile (…) cuando nos ponemos de acuerdo, existe unidad, sacamos buenos proyectos y los chilenos están tranquilos. Cuando ve que la pequeña política es la que se privilegia para provocar que al gobierno del presidente Piñera le vaya mal, el que pierde es Chile”

Sin embargo, incluso desde el propio Chile Vamos, sobre todo Renovación Nacional, han sido especialmente duros con el presidente y el gabinete.

¿De qué manera afecta al gobierno el “fuego amigo” desde su propia coalición?

“El fuego amigo es el que hace más daño. Ya tenemos el otro fuego opositor, que cree que haciendo una crítica o votando en contra un proyecto que es importante para las familias de nuestro país, perjudican al gobierno del presidente Sebastián Piñera. No es así, perjudican a miles de familias de nuestro país que tienen la esperanza en que las autoridades políticas de nuestro país se pongan de acuerdo en sacar adelante proyectos que dicen relación con solucionar los problemas de nuestro país”

¿Cómo conviven ambos roles, el de informar a la ciudadanía las acciones del Gobierno y tener que salir a defenderlo ante las críticas, sobre todo de la oposición?

“Con orden y coordinación.  Trabajar con un sentido de urgencia, como nos pide el presidente, para sacar adelante nuestro programa de gobierno. Hacernos cargo de los temas de la coyuntura, que no estaban en el programa de Gobierno, porque si tenemos la convicción que las prioridades de los chilenos son nuestras prioridades, existen demandas ciudadanas que se levantan, no necesariamente estando en el programa de Gobierno”.

RESISTIR AL “FUEGO AMIGO”

Pérez hace foco en que sectores de Chile Vamos han criticado al gobierno por “estar tomando las banderas de la izquierda”. Frente a ello, plantea que “¿desde cuándo las banderas son exclusivas de un sector político? ¿La cultura es exclusiva de la izquierda? No, señores. ¿Los derechos humanos son exclusivos de la izquierda? No, señores.  Por algo estamos poniendo a los niños primero en la fila, preocupándonos de la infancia, los adultos mayores, mejores pensiones tolerancia cero a la violencia contra la mujer. ¿Esas son banderas de la izquierda? No, señores. Son las banderas de un país que se pone de acuerdo para sacar adelante las prioridades que como país nos ponemos para que a Chile le vaya bien”

¿Cómo se enfrentan, entonces, a esas críticas internas y de la oposición?

“Respondiendo. Con entereza, porque muchas veces se falsea y se falta a la verdad y eso no se puede permitir. No se puede permitir, porque eso daña a la política”

"Hoy no es tiempo de candidaturas. Es tiempo de hacer la pega y hacerla bien"

En la última elección presidencial se rompió la tendencia que históricamente tenía la región de Coquimbo de apoyo mayoritario a la centroizquierda, con un triunfo, por más de 10 puntos, de Sebastián Piñera por sobre Alejandro Guillier.

Sin embargo, no son desconocidas las dificultades en el despegue del gobierno de Sebastián Piñera en la región y ejemplo de ello, es la denuncia formulada por el gobernador de Limarí, Darío Molina, de que el gobierno anterior dejó muchos cargos “amarrados”, lo que dificulta ejecutar el programa de Chile Vamos.

Asimismo, en la región se hicieron conocidas las críticas de parte de Renovación Nacional hacia el gobierno, respecto de una subrepresentación en el gabinete regional, lo que llevó al partido a marginarse del Comité Político por varias semanas. A ello se suman las versiones –desde ambos sectores- de que la intendenta no estaría bien evaluada.

¿Cómo se hace frente a las críticas y la evaluación de las propias autoridades?

“Como gobierno somos agradecidos del trabajo y la lealtad de nuestra coalición. Estamos fortaleciendo una cultura de coalición y de gobierno. Chile Vamos es la expresión de una coalición que creció. Creció hacia el centro, acogiendo sectores como el PRI que venían de la Concertación y haciendo surgir partidos como Evópoli. No corresponde y así lo hemos señalado, en una reunión este jueves con los cuatro partidos de Chile Vamos y la intendenta Lucía Pinto, que hay tranquilidad y que los conflictos debemos resolverlos puertas adentro. Los problemas siempre van a existir, en todo orden de cosas. El tema está en cómo los abordas. Eso significa de cara, en privado, buscando la solución y presumiendo siempre la buena fe, no la desconfianza”

¿Se presume, entonces, que ha habido mala fe de parte de los partidos?

“Los cuatro partidos de la coalición, tanto en la región como a nivel nacional, han sido, en lo general, leales.  Existen hechos puntuales, que no compartimos, que son los que llamamos fuego amigo y hemos dicho, tanto el presidente como yo, que hay que evitar el fuego amigo, que es el que más daña, porque es el que uno no espera y el que los vecinos no entienden”

“El presidente tuvo bilaterales con cada uno de los intendentes y Lucía Pinto es una de las mejor evaluadas”

¿Como enfrenta que por un lado la UDI asegura que  la intendenta es una de las autoridades mejor evaluadas, pero un sector de RN afirmaría lo contrario?

“La intendenta Lucía Pinto es una mujer ejecutiva, inteligente, preocupada.  Me tocó verla en actividades con la comunidad y el cariño que le tiene la gente. Además, busca siempre las soluciones y no quedarse en el problema. No relevemos las cosas chicas ni las pequeñeces como hechos esenciales. El mandato que nos han dado los chilenos es demasiado importante como para solucionar los problemas a través de los medios de comunicación”

¿Descarta, entonces, que se pueda realizar un cambio de intendente o de gabinete regional?

“Todas las autoridades que fueron convocadas a trabajar en este gobierno, no sólo estamos agradecidos y tenemos un sentido de urgencia y lealtad, sino que sabemos que nos mantenemos en nuestros cargos hasta que contemos con la confianza del Presidente Sebastián Piñera.  Evaluaciones existen todos los días y cambios, los decide el Presidente Sebastián Piñera”

-En el caso del conflicto en Cuncumén, se dijo que el Gobernador del Choapa, Rodolfo Zúñiga, tuvo que asumir una decisión que habría adoptado  la intendenta Lucía Pinto, de llamar a la fuerza pública para enfrenta la movilización, ¿fue Zúñiga el fusible  a utilizar para fortalecer a la intendenta?

“Acá no existen los fusibles, existe la convicción de las responsabilidades administrativas, políticas y personales”

“LA INSTALACIÓN DEL GOBIERNO TERMINÓ”
¿En qué etapa está el gobierno en la región de Coquimbo?

“Terminó el período de instalación. Así lo señaló el presidente a nivel nacional y también lo señalamos con cada uno de los seremis en el gabinete regional que tuvimos con la intendenta. Los cargos que faltan por llenar son de Alta Dirección Pública. En el caso de la seremía de Cultura, se está elaborando la terna, en conjunto con el Ministerio de las Culturas y la propia intendenta y en los próximos días se va a conocer finalmente, quién va a ser la persona que lidere la cartera de Cultura en esta región. Terminamos el período de instalación, pero efectivamente, hay cargos de Alta Dirección Pública, que van aparejados a un concurso a cargo del Servicio Civil, que tienen una demora de 72 días, que desembocan en una terna, pero eso no es excusa para no trabajar” 

-La región de Coquimbo tiene la ejecución presupuestaria más bajas del país, con sólo 32% del presupuesto considerado para este año (en comparación con regiones como Magallanes, que ha ejecutado el 62%).

“No nos apretamos el cinturón en las prioridades de la gente, sino que en la eficiencia del Estado”

¿De quién es esa responsabilidad?, ¿De la intendenta o los seremis?

“La intendenta Lucía Pinto recibió el mandato con una ejecución presupuestaria regional del 11%, algo bastante mediocre.  Hay que decirlo con todas sus letras. Además, con carteras de proyectos absolutamente burocratizadas y entrampadas. La intendenta podía haberse quedado en la problemática pero buscó en la solución. Realizó bilaterales con cada uno de los alcaldes de la región, para ver los proyectos, priorizar y ordenar la casa para sacar adelante un mandato ciudadano que sólo busca, a través de la inversión pública, impulsar obras importantes. Ayer (jueves) tuvimos una reunión con el Seremi de Gobierno Ignacio Pinto, viendo las proyecciones de ejecución. De una partida mediocre, nosotros pensamos que vamos a estar por sobre el 90% de ejecución presupuestaria”.

¿Eso echaría por tierra la tesis de que la baja ejecución se debe a que los seremis estarían poco empoderados de los temas?

“Absolutamente. Ese no es el problema. El problema es que hubo autoridades que estuvieron cuatro años y entregaron un 11% de ejecución presupuestaria, que es inaceptable”

-Recientemente, el gobierno anunció un ajuste fiscal que posibilitaría ahorrar cerca de US$ 1.100 millones este año, precisamente, debido a la falta de recursos que permitan ejecutar programas claves incluidos dentro de la propuesta de gobierno y gastos comprometidos que no tienen financiamiento, ¿Cómo influye esta restricción de recursos en la ejecución del programa de gobierno?

“No influye.  Tú focalizas y priorizas, bajo el mandato de no tocar programas sociales ni áreas prioritarias para los chilenos. Se fortalece seguridad ciudadana, educación, salud, infancia, Red Clase Media Protegida. Somos el gobierno de la clase media, donde por primera vez se visibiliza la clase media y se les va a dar garantías de tranquilidad frente a una adversidad. La clase media no pide nada gratis, pide tener oportunidades”

Pérez asegura que “la discusión presupuestaria del FNDR no dice relación con la instalación de nuestro gobierno, porque en inversión pública llevamos una ejecución presupuestaria muy exitosa, sino que cómo priorizamos, porque había gastos excesivos, viáticos, horas extras, viajes, que no forman parte del ajuste fiscal”

BÚSQUEDA DE ACUERDOS
¿Cómo se articula una agenda legislativa y de trabajo con una oposición que aún no ha podido llegar a acuerdos programáticos y rearmarse?

“Nosotros no creemos en la retroexcavadora, quedó demostrado que a Chile le hace mal.  Nosotros tenemos un mandato ciudadano, democrático y muy mayoritario para ejercer este segundo gobierno del presidente Sebastián Piñera y una hoja de ruta, el programa de gobierno. No es la Biblia, a diferencia de otros gobiernos. Cuando decimos que en el corazón de nuestro gobierno están las prioridades de los chilenos, entonces nos hacemos cargo de los temas de coyuntura y los tomamos, como por ejemplo, la agenda de mujer, que se visibilizó a los pocos meses de este mandato. Además, buscamos los acuerdos con esa oposición que sí quiere avanzar, que tiene claridad que los problemas de los chilenos son salud, seguridad, pensiones, adultos mayores y Paz en la Araucanía”6502i

 

“No le tememos a nadie”

Cecilia Pérez expresa que, en el trabajo de esta agenda por parte del gobierno, se ha podido reafirmar la idea de que existen dos oposiciones, aquella que quiere colaborar y la que es “obstruccionista”. Sin embargo, aquello no distraería ni complicaría al gobierno: “acá no hay preocupación, hay ocupación. Lo que sucede es que tienes una oposición constructiva, como la Democracia Cristiana, el Partido Radical y el PPD y una oposición obstructiva, que te niega la sal y el agua, incluso restándose de los acuerdos más importantes, como es particularmente el Partido Socialista, el Partido Comunista y una facción del Frente Amplio”.  

 

 

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X