• La foto corresponde a los días posteriores terremoto del 2015 donde la región fue declarada como una zona de emergencia. Sólo en casos excepcionales como este los militares toman el control civil.
  • Una de las zonas más estigmatizadas en relación al tráfico de drogas en La Serena, es el sector de la 17 de Septiembre en La Antena.
  • Juan Manuel Fuenzalida, diputado (UDI) por la Región de Coquimbo: “Muchas veces estos traficantes tienen armas de alto calibre, que incluso están prohibidas en Chile, y la policía tiene que intervenir sólo con un revolver. Evidentemente que frente a eso, Carabineros es poco lo que puede hacer”.
  • Daniel Núñez, diputado (PC) por la Región de Coquimbo: “La labor de las Fuerzas Armadas está para defender al país de la agresión exterior, y no tienen nada que ver con las tareas internas. Esto muestra un desconocimiento y una ignorancia absoluta del diputado Fuenzalida respecto al rol de las instituciones”.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Diputados de la región y dirigentes vecinales están divididos, mientras que desde Carabineros indican que la realidad local no se puede comparar con la de Santiago, donde sí existen bandas organizadas de narcotraficantes con gran poder de fuego. Por su parte, expertos enfatizan en la mala experiencia internacional que han significado medidas de este tipo.

“Paz para nuestra poblaciones”. Así se titula el documento que presentaron los diputados UDI, Álvaro Carter, Osvaldo Urrutia y Juan Manuel Fuenzalida (parlamentario por la Región de Coquimbo), al Ministro del Interior Andrés Chadwick, para, “endurecer las políticas de combate al narcotráfico, con medidas ejemplificadoras y que apunten a disminuir y ojalá terminar con este tipo de grupos”, en los sectores más vulnerables del país.

El proyecto cuenta con una serie de propuestas para enfrentar este escenario. Pero sin duda la más controversial es la que involucra a las Fuerzas Armadas teniendo un rol activo en las calles para enfrentar a los delincuentes organizados.

Diputado Fuenzalida: “Una realidad que llegó a la región”

Entre la noche del domingo y la madrugada del lunes, en pocas horas, dos hechos de violencia que involucraron armas de fuego se produjeron en la población 17 de Septiembre, en el sector de La Antena (La Serena). Este es uno de los ejemplos que, para el diputado Juan Manuel Fuenzalida grafica que lo que está sucediendo en la Región Metropolitana, con las bandas delictuales, generalmente vinculadas al tráfico de drogas que se ha tomado algunas poblaciones, también ha llegado a la región. “Hemos visto estos funerales de narcos, que se le han salido de las manos a Carabineros, y no podemos decir que no se produzcan en la zona, porque también escuchamos balazos y eso pareciera ser normal”, indica.

El parlamentario, además, pone acento en que cuando la policía intenta intervenir, no es posible, porque el armamento que se maneja es muy desigual. “Muchas veces estos traficantes tienen armas de alto calibre, que incluso están prohibidas en Chile, y la policía tiene que intervenir sólo con un revolver. Evidentemente que frente a eso, Carabineros es poco lo que puede hacer”, aseguró.

“Para mí es una muy buena noticia, porque ya llegamos a un nivel en que los narcotraficantes no respetan nada, y creo que mi opinión es la de la mayoría de la gente que vive en las poblaciones”, Patricia Flores,  Junta de Vecinos de Las Compañías.

Fuerzas Armadas y labor de inteligencia

¿Cuál sería la solución entonces? Para Fuenzalida y otros parlamentarios, la labor colaborativa que podrían proporcionar las Fuerzas Armadas sería fundamental para mejorar la seguridad en la población. “Las Fuerzas Armadas tienen un gran poder de inteligencia que han aplicado en el norte de Chile, donde han realizado grandes incautaciones de droga (…) Por tanto, queremos que esa inteligencia se incorpore también al trabajo que hacen las policías, a fin de poder prevenir y anticipar situaciones”, sostuvo el diputado.

“Militares en la calle”

Pero la labor que, de acuerdo a la propuesta de los diputados UDI, debiesen cumplir las Fuerzas Armadas, no le limitaría a la colaboración logística, los militares, según el documento, también tendrían que estar en la calle para resguardar “los territorios tomados” por estas bandas de narcotraficantes, “porque la gente siente temor, no sabe cuándo va a venir una bala loca que le puede llegar a cualquiera. Ahí tiene que haber un apoyo de las Fuerzas Armadas al trabajo de las policías. Los militares tienen que estar en el territorio, en la calle, para acabar con este miedo que hoy día tiene la gente, por eso nuestro proyecto se llama Poblaciones en Paz, porque hoy día hay zonas donde Carabineros ni siquiera puede ingresar”, puntualizó Juan Manuel Fuenzalida.

El debate: Vecinos divididos

Las posiciones al respecto están divididas, al menos en el ámbito de los vecinos. La presidenta de la Junta de Vecinos de la Población El Toqui de Las Compañías, Patricia Flores ve con buenos ojos la idea del parlamentario. “Para mí es una muy buena noticia, porque ya llegamos a un nivel en que los narcotraficantes no respetan nada, y creo que mi opinión es la de la mayoría de la gente que vive en las poblaciones”, asegura, agregando que “los carabineros ya no dan abasto. Sobre todo en algunos sectores como Las Compañías, que cada día crece más. Entonces a mí me parece algo totalmente necesario”, indicó la vecina.

Pero Patricia Véliz, presidenta de la Junta de Vecinos de La Antena, tiene una opinión totalmente contraria. Para ella no corresponde involucrar a las Fuerzas Armadas en un trabajo que corresponde a las policías. “Aquí lo que deberían hacer los parlamentarios es que el Gobierno le entregara más recursos a estas instituciones para que pudieran hacer una mejor labor operativa y de inteligencia, además de tener un mayor acercamiento con la comunidad”, expresó Flores.

Férrea oposición de diputado Núñez

Para el diputado PC, Daniel Núñez, la propuesta le parece “un descriterio de marca mayor”, ya que, dice, los militares no están para este tipo de funciones. “La labor de las Fuerzas Armadas está para defender al país de la agresión exterior, y no tienen nada que ver con las tareas internas. Esto muestra un desconocimiento y una ignorancia absoluta del diputado Fuenzalida respecto al rol de las instituciones”, cuestiona Núñez.

El congresista asevera que hay que fortalecer a las policías, en términos de aumentar dotaciones y construir más retenes de carabineros donde sea necesario, y sobre todo, “atacar con prevención y rehabilitación a las personas que están en el círculo de la droga, que quieren rehabilitarse, pero que no son capaces porque no hay centros ni lugares de rehabilitación. A mí me parece que hay que partir por ahí, desde lo social. Así que yo desde ya me opongo”, manifestó.  

“Aquí lo que deberían hacer los parlamentarios es que el Gobierno le entregara más recursos a estas instituciones para que pudieran hacer una mejor labor operativa y de inteligencia, además de tener un mayor acercamiento con la comunidad”, Patricia Véliz, Junta de Vecinos de La Antena.

Carabineros: “No hay comparación con Santiago”.

Consultados en Carabineros, manifiestan que no se pueden referir a una propuesta que todavía no entra en vigencia como la de los diputados gremialistas, y que cualquier requerimiento debe hacerse al nivel central a Santiago. Sin embargo, no tienen problema en referirse a la labor que realizan como institución contra la delincuencia y las bandas organizadas. En relación a ello, el subprefecto de servicios Gianni Barnato aseguró que, por lo pronto, en la Región de Coquimbo, la realidad no es la misma que en la Región Metropolitana. Admite que los delincuentes locales tienen un poder de fuego, pero que es inferior al que la gente se imagina. “No tenemos una estadística, pero desde luego que acá hay menor cantidad de armas que en Santiago. Nosotros, al adoptar un procedimiento, en algunas oportunidades, encontramos armamento que generalmente es obtenido, por los antisociales, producto de robos a personas que los adquirieron legalmente, o bien armas hechizas. En ningún caso arsenales”, especificó Barnato.

El comandante también precisó que en la región no se han detectado grandes bandas de narcotraficantes que puedan enfrentarse a Carabineros en términos de armamento. “Lo que existen son personas dedicadas al cultivo, y a la venta de drogas, y seguramente tienen armas, pero decir derechamente que existan bandas de traficantes armados con gran poder de fuego, acá por lo menos, no tenemos ese problema”, indica el policía.

Una medida que ha sido ineficiente

Cristóbal Reyes, sociólogo, Magíster en Investigación Social y académico de la Universidad Pedro de Valdivia, analiza la propuesta de Fuenzalida y los demás parlamentarios, y, viendo la experiencia internacional, no le parece que sea la mejor solución ya que “en ningún lugar dónde se han implementado este tipo de políticas han sido eficientes”.

Pone el ejemplo de Brasil, donde en su minuto los militares intervinieron las favelas, lo que no generó ningún impacto positivo, sino que todo lo contrario. “En este caso se generaron muchas más muertes, muchos más enfrentamientos, muchas más personas inocentes afectadas y mucha más inseguridad”, especificó el profesional, quien agrega que, de acuerdo a los estudios que existen en relación a este tema, la problemática de las bandas organizadas en torno a la droga “se combate con políticas sociales. Ojalá llegando primero a las poblaciones. Es decir, que antes de que llegue la droga y los armamentos a los lugares más vulnerables, hay que hacer algo. Y en eso estamos fallando en términos de inteligencia policial”, refirió.

Para el también sociólogo de la Universidad Católica del Norte, Manuel Escobar, la propuesta “es de terror”, ya que va en contra de toda la experiencia internacional sobre cómo enfrentar el narcotráfico. “En países como México o Colombia, lo que ha funcionado es fortalecer la inteligencia policial que tenga como propósito desbaratar las bandas de traficantes. Además del trabajo con las comunidades y la prevención”, sostuvo.

Enfatizó en los riesgos que podría conllevar la presencia militar en medio de las poblaciones, ya que se puede provocar un efecto contrario al deseado, generando una escalada de violencia. “Hay que recordar que los militares están preparados para combatir, y en este combate se puede afectar a personas inocentes que conviven en sectores tomados por los narcos. En el fondo, lo que se genera una escalada de violencia”, puntualizó, dejando claro que la propuesta del diputado Fuenzalida genera controversia y que tendrá que superar muchos escollos si es considerada por el ejecutivo. 

Seguridad Pública: “No se puede”

El general (R) de Carabineros y actual Coordinador Regional de Seguridad Pública, Rolando Casanueva, es un conocedor del tema. Más allá de su actual cargo, luchó en terreno contra la delincuencia cuando fue uniformado, jefe de la IV Zona.

Es categórico. “La constitución es clara en señalar que los organismos que resguardan el orden y la seguridad pública dentro del territorio nacional son Carabineros y la Policía de Investigaciones. Las Fuerzas Armadas están llamadas a resguardar la soberanía y la defensa de las fronteras ante un conflicto armado”, aclara.

Por lo demás, especifica Casanueva, los militares no cuentan con la instrucción para reaccionar ni operar respecto a situaciones de tráfico o microtráfico, porque hay leyes que regulan todos los procedimientos. “Por ahora esta propuesta no es viable porque habría que modificar las leyes y la constitución respecto a los roles y las dependencias de las instituciones”, aseveró el general.

 

Claves los Pro

Inteligencia militar

Parlamentarios aseguran que se hace necesario incorporar la inteligencia militar para desbaratar las bandas criminales. Esto en colaboración con las policías.

Rol activo de las Fuerzas Armadas

La iniciativa contempla un rol activo de las Fuerzas Armadas en la calle, lo que generaría mayor sensación de seguridad en las poblaciones “tomadas” por los delincuentes.

 

Claves los contra

Escalada de violencia

Según la experiencia internacional, los narcotraficantes no se amedrentan con estas medidas, sino que aumentan su poder de fuego entrando en una guerra que genera víctimas inocentes.

Sin instrucción legal

El rol de los militares es resguardar el orden y las fronteras del país, dejando la seguridad interna a las policías, quienes son las que están capacitadas para efectuar procedimientos por tráfico de drogas.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X