• Francisco José Cox desempeñó cargos de alta jerarquía en la iglesia chilena, entre ellos el de Arzobispo en La Serena
Crédito fotografía: 
Archivo El Día
El Instituto Secular Padres de Schoenstatt emitió un comunicado en el que expresan que Cox ha retornado al país el domingo 10 de febrero en un vuelo proveniente de Frankfurt y a partir de esta fecha reside en una casa particular a las afueras de Santiago, bajo el cuidado de un matrimonio.

Después de cuatro meses de hacerse efectiva la dimisión del estado clerical de Francisco José Cox quien se desempeñó como arzobispo de La Serena entre 1990 y 1997, este lunes se confirmó lo que tanto se esperaba: su retorno a Chile luego de 17 años viviendo en una casa de retiro perteneciente al Instituto Secular de los Padres de Schoenstatt, en Vallendar, Alemania.

La información fue dada a conocer por medios nacionales y ratificada por Patricio Moore, vocero de la organización religiosa en el país, quien en conversación con El Día comentó que Cox efectivamente se encuentra en suelo nacional.

Ante esta noticia, las víctimas del exsacerdote reaccionaron y dijeron que esta decisión es histórica dentro de la iglesia católica, porque marca un precedente que permitirá evitar o por lo menos hacer frente a este tipo de situaciones y proteger a niños o adolescentes en circunstancias vulnerables.

“Que la justicia haga su trabajo”

Hernán Godoy, la primera víctima en interponer una denuncia ante la justicia civil y canónica en contra de Francisco José Cox, manifestó que en este momento siente que retrocede en el tiempo, vuelve a su niñez y se acuerdo de todo lo vivido.

“Son sentimientos encontrados porque mi cabeza se vuelve loca. Quiero tocar piso firme, tratando de aceptar todo esto con un corazón humilde, ponerlo en manos de la justicia y que ellos hagan su trabajo. Que Cox haya vuelto es un paso más en esto, y espero que las cosas se den así hasta el final, que todo tenga un buen resultado y que la verdad triunfe”, reiteró.

"Sí es posible denunciar en los tribunales, y apoyar a las víctimas", Juan Rojas, vocero de la agrupación XXIII

Por su parte, Edison Gallardo, otra de las víctimas, se mantuvo en su posición de no iniciar un proceso judicial contra Cox pese a que él estará en el país, porque siente que eso sería revivir el dolor.

“Mi apreciación es que los hechos ya están prescritos,  pero sin embargo su regreso marca un antes y un después, porque independientemente de lo que la justicia vaya a decidir, Francisco José Cox no va a morir como un santo. Esto va a quedar para la historia, y él siempre será un abusador sexual”, sostuvo.

También cree que el apoyo social en el último tiempo fue importante para salir adelante.

“Que ahora la iglesia lo haya retornado es un precedente para los futuros sacerdotes que se están preparando, que la vocación sea precisamente la fe y no el poder ni el abuso de conciencia que ellos hacen con los niños, más el traspaso de culpa. Ahora tenemos una sociedad distinta, en la cual este tipo de hechos ya no se tienen por qué volver a repetir  y en donde se agudizan los sentidos de los padres”, apuntó.

Finalmente, El Día contactó a Abel Soto Flores, quien también hizo público su testimonio e introdujo una denuncia ante la justicia ordinaria contra el exobispo, pero no quiso emitir declaraciones al respecto y señaló que serán los abogados de la Fundación para la Confianza los que se manifiesten en torno a su caso.

La misma sociedad condena los hechos

Felipe Barraza, vocero de la Agrupación Juan XXIII, expresó que esta noticia es parte del proceso que se ha estado construyendo junto a la ciudadanía, las autoridades y principalmente con aquellos “sobrevivientes quienes hablaron y que fueron tan valientes en dar su testimonio”.

“Hemos cambiado como sociedad y estamos abiertos a escuchar esas verdades tan crudas. Nosotros como agrupación hemos apoyado y esto a nosotros nos ha caracterizado, porque hemos buscado la verdad y justicia como ellos (…) hoy celebramos que lo tenemos cerca, que no se puede fugar o esconder, queremos que él se siente en el banquillo de los acusados que y cuente la verdad para saber quiénes son sus víctimas y sus encubridores”, dijo.

Por último, Juan Rojas, miembro fundador de la agrupación, solicitó un pronunciamiento por parte del arzobispo de La Serena, monseñor René Rebolledo, sobre lo que ha pasado con Cox (…) y cree necesaria una opinión “del pastor”.

"Quiero tocar piso firme, tratando de aceptar todo esto con un corazón humilde, ponerlo en manos de la justicia y que ellos hagan su trabajo", Hernán Godoy, víctima de Cox

“Hace un año atrás, él (Rebolledo) nos dijo que era imposible, pero hoy vemos que es una realidad. Es posible denunciar en los tribunales, apoyar a las víctimas y por eso este viernes a las 17:00 horas vamos a realizar una actividad en la Plaza de Armas, con bandas musicales, exposiciones fotográficas y un velatón en las escalinatas de la Catedral para respaldar a esos hombres que hoy exigen justicia, pero que fueron niños; uno de 5 años que fue Edison, uno de 13, Hernán y uno de 14, Abel, que les destruyeron la vida hasta hoy”, reflexionó. 6101i

Lea el comunicado completo aquí: 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X